Martes, 18 de Enero de 2022
Agregar a Favoritos - Colocar como página de Inicio
Monte Caseros - Corrientes | Activos: 3037
Quienes Somos | Contacto | Visitas hoy: 13946
Compartir
 
 
Verónica Fernández
Púrpura Trombótica: estuvo al borde de la muerte; “El médico dijo que solo se salva el 20% de las personas”
El primer antecedente que indicaba que Verónica Fernández (44) tenía muy bajo el número de plaquetas lo había tenido el viernes 29 de julio de 2016. Había viajado desde Monte Caseros a Corrientes Capital para regularizar su situación como docente de nivel primario. La acompañaba su hijo, Franco, ya que pretendía, de paso, visitar a la Virgen de Itatí en la Basílica para agradecer los favores recibidos en el ámbito laboral.

“Ese día subimos a una combi para ir hasta Itatí y al tomar asiento en la butaca me golpeé en la zona de la cadera con una manija que servía para reclinar la butaca. También sentí un dolor punzante hasta llegar a la basílica y ya de regreso en el departamento de mi hermano descubrí que tenía un hematoma de más de 10 centímetros, de color púrpura”, rememora Vero.

El jueves 18 de agosto, cuenta, se levantó para ir al baño y le llamó la atención que había orinado con un color rosa, algo similar a lo que le había ocurrido el día anterior. “Hice mate y empecé a estudiar para preparar las clases que daría esa tarde. Estaba un poco preocupada por lo que me venía sucediendo, no me podía concentrar con el estudio. Entonces, pensé que podría ser algo hematológico ya que mi hermana Rocío tiene una enfermedad congénita de ese origen y me dije `¿no será algo parecido?`”.

Hacerle caso a la intuición
Ni lerda ni perezosa y haciéndole caso a su intuición, Vero fue a ver esa misma mañana a la doctora Nancy Baldisserotto. Le contó lo que le venía pasando y le mostró todos los moretones que tenía: en la cadera, en la boca, en la muñeca y otros más pequeños en las extremidades inferiores (que nunca supo cómo le habían salido). Inmediatamente, la doctora tomó un guante de látex, le pidió que se arremangara la ropa y lo ató en su brazo izquierdo. “Salimos del lugar para ir al sol, buscando mejor luz, y afuera observamos cómo se rompían mis vasos sanguíneos, llenándose de petequias (puntos rojos) alrededor de la goma. Esta es una prueba básica para saber rápidamente cómo se está de plaquetas”.

Al ver la reacción en su brazo, la médica indicó de manera urgente unos análisis de sangre, incluido el recuento de plaquetas.

Más allá de lo que le estaba sucediendo, esa tarde Vero fue a dar clase y dos alumnas le dijeron que la veían muy pálida, ante lo cual ella les contó que estaba a la espera de los resultados de un chequeo. Unos días antes las mismas chicas le habían comentado que la veían muy flaca y Vero no hacía nada para adelgazar.

Algunos tics nerviosos en el cuerpo
“En un momento me agaché para escribir en la parte de abajo de un pizarrón y me sentí mareada, por lo que seguí dando clase sentada. No obstante, cumplí toda la carga horaria. A las 18.30hs fui a retirar los resultados y se los llevé a la doctora. Esperé un buen rato sentada, me sentía muy cansada y ya tenía algunos tics nerviosos en algunas partes del cuerpo. Cuando observó los resultados, su cara amable, de repente, se desdibujó. Me pidió que la esperara y salió del consultorio. Al rato volvió y me explicó que debía viajar a Corrientes Capital para consultar con un médico hematólogo ya que apenas tenía 32.000 plaquetas, un valor bajísimo, por lo que me encontraba anémica.”

Esa misma noche, junto a su marido, Hernán, tomó un colectivo rumbo a Corrientes portando los resultados de los análisis, una carta de la doctora y una valija. Ella misma confiesa que en ese momento no dimensionó lo que vendría.

¿Me puede repetir el nombre que no lo pude retener?
Al llegar al Hospital Llano a Vero le realizaron una radiografía de tórax, una ecografía para observar los órganos, un electrocardiograma y repitieron varias veces en el día los análisis de sangre.

Cuando la trasladaron al Servicio de Hematología la estaba aguardando el Dr. Pujol. Ella le mostró los hematomas y le detalló cada uno de los síntomas mientras él leía los resultados de los análisis y la observaba muy detenidamente.

-Tenés una enfermedad autoinmune llamada Púrpura Trombocitopénica Trombótica -le dijo.

-Púrpura Trom…….. Trom…… . ¿Me puede repetir el nombre que no lo pude retener? -atinó a contestarle Vero.

-La Púrpura Trombocitopénica Trombótica es una enfermedad hematológica muy compleja, grave que necesita un tratamiento que este hospital no realiza.

-¿Y entonces?

-Te van a derivar al Hospital Escuela General San Martín y te va a ver el Dr. Gregorio Buchovsky, que fue mi mentor.

“Dibujó en un papel un esquema para explicar cómo era que me estaba quedando sin plaquetas y sin glóbulos rojos porque estaba en un proceso de deterioro de los glóbulos rojos. El orín rosado era consecuencia de que estaba eliminando los glóbulos rojos y este ya era el tercer día que lo hacía. Los tics eran pequeños trombos afectando el sistema nervioso. Sin embargo, él consideraba que, al no tener adormecimientos en las manos, todavía irrigaba bien, lo principal era que todavía parecía no tener los órganos ni el cerebro con una afectación mayor”.

Una crucecita de madera
Vero ingresó al Hospital Escuela en estado de emergencia. Allí, dice, varios médicos jóvenes le realizaron más estudios. “No recuerdo más, estaba exhausta. A las 22.30hs ingresé a la habitación y en la cabecera, sobre mi colchón, encontré una crucecita de madera de apenas unos tres centímetros, que no sé quién pudo haber dejado. La cama estaba recién armada y la habitación vacía y desinfectada. Me aferré a ella y seguí con la certeza de que no estaba sola, confiaba en los médicos y en todo el personal de salud”.

A las 23.00hs ingresó un equipo de cirujanos a la habitación portando una mesa con instrumental quirúrgico y le explicaron que necesitaba un catéter en la yugular para realizar a partir del sábado de mañana las plasmaféresis, un proceso que se realiza con frecuencia para extraer de la sangre el exceso de anticuerpos, proteínas anormales u otras sustancias dañinas. Se usa para el tratamiento de ciertos tipos de trastornos sanguíneos, trastornos autoinmunitarios, trastornos del sistema inmunitario u otras afecciones. En su caso se trataba específicamente de extraer de la sangre las plaquetas defectuosas y recambiarlas por nuevas a través de la transfusión de plasma congelado.

“Antes de empezar la primera plasmaféresis noté preocupación en la mirada de uno de los doctores que, sin embargo, tomó mi mano y me dijo: `Vas a estar bien`. Pienso que, tal vez, él no sabía qué me deparaba el destino, pero sus palabras me transmitieron tanta calma y reforzaron la confianza que sentía. Todos los médicos que me atendieron son profesores universitarios en la Facultad de Medicina de Corrientes. Fui a parar a las mejores manos de la provincia y eso tampoco fue casualidad”, agradece.

Una hemiparesia en medio del tratamiento
“Ahora eran más plasmaféresis, se agregaron bombas de corticoide (vía endovenosa) por lo que necesitaba una nueva droga de origen biológico: Rituximab. Fueron ocho plasmaféresis más, cinco (una por día) y luego tres, saltando un día de por medio. Estaban avanzando a la segunda línea de tratamiento. Esta parte fue más agresiva y las venas ya estaban muy débiles, fueron días pesados y de dolor. Tuve, además, un episodio neurológico, la médica residente encargada de seguir mi caso, la Dra. Emilce Quintana, la llamó una hemiparesia. Duró poco, pero en un momento me di cuenta que no lograba entender la charla de mi hermano Maxi con Hernán, mi marido. Quería decírselo y no salían las palabras que pensaba, salían otras e incluso balbuceaba. No lograba hilvanar la oración. Hernán se dio cuenta de que algo estaba pasándome. Me ofreció agua y asentí con la cabeza, pero fue imposible calcular la distancia del vaso a la boca y lo empiné sobre mi abdomen”.

Un abrazo entre lágrimas
El día de la última plasmaféresis el Dr. Balbi le dijo a Hernán que solo el 20% de quienes padecen esta enfermedad sobreviven y le pidió que cuando recibiera el alta salieran a disfrutar de la vida porque estaba viva y debían celebrarlo siempre. “Mi marido me lo contó luego entre sollozos y nos abrazamos entre lágrimas. Me sentí bendecida. No tuve miedo a morirme. Sentí que a pesar de lo que me pasaba todo estaba alineado u ordenado por la mano de Dios. Corrí con el tiempo a favor, me sentí artífice de que las cosas sucedieran así, escuchando a mi voz interior”.

Finalmente, Vero permaneció internada durante 28 días. “Añoraba el alta, pero no quería sentir la presión de este deseo. Entendía que era un proceso complejo, un día a día. Estaba llegando la primavera y sentía que me perdía de la belleza de la naturaleza durante esta estación, estando entre esas cuatro paredes. No me permitía pensar en por qué a mí, sólo quería saber qué debía aprender de todo eso, el para qué. Hubo una canción que estaba muy de moda en ese momento y en un canal correntino la pasaban todo el tiempo cuando era la tanda publicitaria para Capital Federal. La conocí en el Hospital Escuela y vino a reforzar mis ganas: La Bicicleta de Shakira y Carlos Vives”, se emociona.

Vero se encuentra en remisión y eso, explica, significa que la PTT está estable, que las plaquetas están normales y que todo está en orden.

“Siento que la enfermedad me enseñó a no perder tiempo pensando en el mañana, lo que vendrá no sabemos qué es, sólo puedo actuar tomando decisiones en el presente. Y eso me mantiene bastante menos estresada. Aprendí que nuestro tiempo es hoy, aquí y ahora. El ayer ya pasó y no se puede cambiar. El mañana todavía no llegó, no sé si voy a estar y no me preocupa adelantarme a nada”.

Por Alejandro Gorenstein
Fuente: La Nación


Jueves, 13 de enero de 2022

Volver

18 de enero
Mi Horóscopo Hoy
Int. General | Conocé signo por signo qué te depara tu horóscopo para este martes 18 de enero de 2022. Aries Horóscopo de hoy: Finalmente verás los resultados del esfuerzo aplicado a ciertas disciplinas en tu vida. Esto te motivará para...
Este lunes
Fueron derivados dos pacientes al Hospital de Campaña
Int. General | Dos pacientes fueron trasladados al Hospital de Campaña de la ciudad de Corrientes. En horas de la madrugada este lunes 17 de enero, se realizaron dos traslados al Hospital de Campaña de la ciudad de Corrientes, se trata u...
Se aplican dosis de refuerzo
Covid-19: continúa el plan de vacunación
Int. General | El Hospital “Samuel W. Robinson” de nuestra ciudad prosigue el Plan de Vacunación contra el Coronavirus, con la aplicación de dosis de refuerzo. La vacunación se realiza de lunes a viernes de 08.00 a 12:00hs en las insta...
17 de enero
Mi Horóscopo Hoy
Int. General | Conocé signo por signo qué te depara tu horóscopo para este lunes 17 de enero de 2022. Aries Horóscopo de hoy: Procura mantenerte en estado de constante evolución. No te atasques en una etapa de tu vida, aprovéchala al má...
Este domingo
El músico local Gerónimo Zambón participará de la Fiesta Nacional del Chamamé
Int. General | La tradicional Fiesta nacional del Chamamé comenzó en la capital correntina este viernes 14 y culminará el domingo 23 de enero. Es la 31ra. de la Fiesta Nacional del Chamamé, 17ma. del Mercosur y 1ra. Fiesta Mundial tras ...
16 de enero
Mi Horóscopo Hoy
Int. General | Conocé signo por signo qué te depara tu horóscopo para este domingo 16 de enero de 2022. Aries Horóscopo de hoy: Noticias de medias verdades llegarán a tus oídos durante la jornada de hoy. Se prudente con la forma en la q...
El total de activos es de 337
Se detectaron 50 nuevos casos positivos de covid-19
Int. General | Se detectaron 50 nuevos casos de covid-19 en las últimas horas y se han reportado 77 paciente recuperados, el total de activos en Monte Caseros es de 337. El Comité de Crisis comunicó que durante la jornada de este sábado...
15 de enero
Mi Horóscopo Hoy
Int. General | Aries del 21.03 al 20.04 Horóscopo de hoy: Una noticia inesperada causará gran estupor en tu ambiente laboral, pero a ti no logrará afectarte. Investiga más. Amor: Te llegarán rumores sobre tu pareja que pondrán e...
ESPECTÁCULOS
 
 

Juan Pujol 1568  -  Monte Caseros  -  Corrientes  -  Argentina
+54 03775 423198  /  redaccion@montecaserosonline.com
Copyright �2010  |  MonteCaserosOnLine.com  |  Todos los derechos reservados